top of page

Con el camino del autocuidado volví a enamorarme de mí y a creer en el amor

Alejandra Vásquez Urzúa, es chilena, hija menor de una artesana y dueña de casa, de un obrero, dibujante y amante de los libros.


Su vida ha sido como un remolino donde la ira de los ancestros la ha hecho despertar para llegar a ser quien hoy día es: una acompañadora de la educación y de la vida: profesora y terapeuta. Ha experimentado todos los caminos del amor estuvo casada, divorciada, y es madre de 3 hijos vivos y 1 en el cielo.


Hoy su vida se dirige a trabajar con otras personas y ayudarles a encontrar su propio camino. Alejandra, en sus ganas de perfeccionarse como terapeuta comenzó el aprendizaje de la medicina China.


El amor a la docencia


Estudió Licenciatura en Educación y Pedagogía en Enseñanza General Básica, ”casi por casualidad, sin saber a qué iba. Hice mi práctica y resultó ser que enseñar y acompañar en el aprendizaje me resultaba espontáneamente como si toda mi vida hubiese estado cerca de la docencia”. Alejandra no niega, sino que lo dice con ese amor incondicional: “amo ser profesora”.


En este período de dar a los demás, tuve una crisis, un divorcio profesional y amoroso. Eso significó la separación del hombre que había elegido para toda la vida, del hombre que elegió para que fuera el padre de sus hijos, “estaba destrozada, pero por fuera no se veía”, nos comparte la entrevistada.


Al tiempo, se embarcó en una relación muy tóxica de la que tuvo una pérdida de una tercera hija y a su hija Josefa que hoy tiene 15 años. En esta situación complicada Alejandra tuvo que mirarse a sí misma y hacer una pausa: “terminó en un año sabático para replantear mi vida profesional y personal.”


Reflexión interior: la búsqueda


En ese período de hibernación personal, la vida le llevó a realizar un reemplazo en un colegio que hizo que volviera a enamorarse de su carrera de profesora: “en esa escuela conocí a una de mis maestras espirituales: Paula Jara quien me puso en el camino del autocuidado”. Poco a poco, “volví a enamorarme de mí y a creer en el amor nuevamente”.


Corría el año 2014, y su salud estaba deteriorada a raíz de 2 hernias cervicales por lo que debía someterse a cirugía, pero no lo hizo. Buscó alternativas y llegó a la acupuntura y la limpieza de chakras. ”Estas herramientas me ayudaron a la búsqueda interior y experimentar que sin cirugía es también posible”, señala Alejandra.


En el 2012 se abrió al camino del conocimiento espiritual. Siguió buscando, y llegó a una escuela de terapias donde comenzó su camino del conocimiento para llegar a ser terapeuta: “Me formé como terapeuta integral, especialista en terapia floral + Reiki, numerología, tarot, aromaterapia”.


Unos años más, continuó con su conocimiento y tomó una formación en terapia Transgeneracional (que estudia el árbol genealógico) y Bioemocional (que busca la raíz emocional de la sintomatología de la vida), y fue aquí el momento en que se le movió toda su vida: “pude por primera vez ver mi historia familiar y a mis ancestros con amor", nos cuenta con una voz conmovida.


Hacia la terapia sistémica


Enamorada del conocimiento interno, realizó una formación de 2 años como Terapeuta Integral con dos maestros maravillosos. Con uno de ellos, realizó talleres de Constelaciones (Configuración de la familia y cómo influye cada integrante en la vida del consultante). Alejandra nos dice entusiasmada: “tomé la formación online en Constelaciones Familiares y un diplomado en Sanación de Árbol Genealógico. Descubrí y entendí las acciones de mis ancestros y los tomé con amor".


¿Qué es tomar con Amor?


Nuestra terapeuta nos dice con voz suave: "no juzgar, comprender desde el corazón y colocarse en los zapatos de ellos. Es reconocerse en ellos aunque no los hayamos conocido. Cuando conozco su historia veo y siento que esa historia tiene algo que ver conmigo".


El trabajo de terapia sistémica cobra una real importancia en ese sentido, ya que no es algo a corto plazo, es un camino, un camino para valientes, porque no se termina sino que se avanza en el desarrollo personal, asegura nuestra tallerista.


En relación al trabajo que realiza con sus consultantes invita: "pongo todos mis conocimientos al servicio de ellos. Creo firmemente que la terapia no es una receta ni un instructivo, es experimentar cada cosa en la vida propia y ver por sí misma si esto o aquello es lo que me sirve.”


Alejandra Vasquez, nos hará el taller el jueves 19 de enero, 20 hrs Alemania, 16 hrs Chile, 13 hrs México: tomando a papa y a mamá. Si quieres resolver un conflicto o alcanzar el bienestar personal, en la actualidad es necesario que conozcas tu vida ancestral. "Para comenzar este camino, debes hacerlo conociendo la historia de vida de tus progenitores para estar en armonía con ellos”.


Inscríbete gratuitamente en: nosotrasevento@gmail.com


58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Post: Blog2 Post
bottom of page