El encantador narcisista

A todas las personas nos gusta conocer personalidades interesantes y divertidas. Cuando te relacionas con alguien por un tiempo y crees que es la persona correcta, pero tu intuición y las señales te indican que algo ha cambiado. El narcisista se está mostrando tal cual es, no como lo conociste. Son seres cautivantes que llegan a formar un lazo tan fuerte y estrecho con alguien, que una vez seguros, no deparan en mostrar su verdadera personalidad sin temer de ser abandonados.


El narcisismo es un trastorno psicológico y puede considerarse como una patología clínica, y se caracteriza por un desorden de la personalidad que consiste en un exagerado amor y admiración por sí mismo, egocentrismo excesivo y confiado. Siente una fuerte necesidad de ser admirado y carece de empatía por los demás, se siente superior e idealiza la visión sobre sí mismo.


La expresión, como tal, fue tomada del mito griego: Narciso, quien condenado por la Némesis, la diosa de la venganza, hizo que Narciso se enamorara de su propio reflejo en el agua de un pozo. Totalmente enamorado de sí mismo intentó besarse en el agua, cayó en ella y murió ahogado.

¿Cómo reconocer al narcisista?


Si aún tienes dudas, te dejamos una lista de características para reconocerlos más fácilmente:


1.Son “demasiado” encantadores y simpáticos, en su forma de actuar y hablar, sobretodo con el sexo opuesto. Te harán sentir “especial” y hasta te consentirá en tus gustos, pero esto no es casual. Socialmente son muy inteligentes y calculadores.


2. Les encanta hablar sobre ellos con el afán de demostrar superioridad, aunque no sea la realidad ya que estas personas tienen una muy baja autoestima. Por lo tanto, las conversaciones tenderán a centrarse en él o terminarán siendo monólogos. Serán temas que él domine y/o pueda sobresalir, exagerando muchas veces sus logros para demostrar superioridad o ser ¨el héroe” de la historia. No son humildes y miran por sobre el hombro al resto.


3. No escuchan a los demás en forma seria o empática, porque el centro del universo son ellos. Sólo lo hará al comienzo, para llamar tu atención y tener éxito. Entonces, con el paso del tiempo, ya no tendrán largas conversaciones ni podrán compartir experiencias.


4. Son impacientes, sobretodo si no son el centro de atención, pudiendo crear escenas o altercados para ser el foco, llegando incluso a mostrarse algo violento.


5. Son muy críticos y prepotentes, encontrando fallas o debilidades en el resto y las hacen notar, sólo con el fin de llamar la atención o sentirse superiores. Mostrando muchas veces de esta forma, la envidia que le pueden tener a otros


6. Buscan que se les reconozca y esperan que lo logrado, sea “gracias a ellos”.


7. Son controladores, aunque al principio no parece obvio. Cambia repentinamente tus planes, con la única finalidad de controlar tu vida. Lo hace de manera tan sutil, que no te das cuenta que es él quien maneja la situación y/o decide por ti, olvidando finalmente tus deseos. Demandará toda tu atención y en caso de que no se la des, se molestarán y se sentirán ofendidos.


8. Te hace sentir insegura, te aleja de tus amigos y familia. Finalmente terminas sola y alejada del mundo y de las cosas que te gustaban hacer, perdiendo el control de tu vida.


9. Es “víctima" de sus relaciones anteriores y del mundo, pese a que él "siempre es bueno”, amable y preocupado. Sus fracasos son culpa de otros, no de ellos.


10. Tiene “amigos” que le son útiles, como compañeros de trabajo o amigos que le dan alguna relevancia social y sólo los ve de forma esporádica o superflua, pero no amigos verdaderos con lo que tenga lazos afectivos fuertes y sean parte de su círculo más íntimo. Seguramente te dirá que perdió a sus amigos con su relación anterior.


Hacia la liberación de un abusador


Cuando tienes una relación con un narcisista y ves las características antes mencionadas, te das cuenta que estás atrapada. Vives constantes críticas y comparaciones con otras personas.

Tú eres la causante de sus problemas, por lo que nunca reconoce sus errores ni admite su culpa. Sólo tú eres quien da y sacrifica en pos de ese vínculo, y esa energía está siendo consumida cuando dejaste de manejar tu vida como querías. Además, él te aisló de tus seres queridos y de tus amigos.


Si te ves reflejada en esta situación, lo más probable es que estés frente a un narcisista y, por lo tanto, en una relación abusiva y eres víctima de abuso emocional. En este ciclo de violencia, tú eres la única que puede decir STOP.


Es importante que tomes conciencia del abuso y seas capaz de romper el vínculo con tu abusador. Cortar el contacto definitivo es el primer paso. Esta siempre es la parte más difícil, porque el narcisista siempre tratará de volver. Además, conoce exactamente la forma y las palabras para que entres de nuevo en ese círculo de manipulación y abuso interminable.


Quizás entres en una constante interrogación del por qué terminaste esa relación. Recuerda que los sentimientos de afectividad que sientes por esa persona son falsos y no son la representación real de lo que existía. Puedes sentir arrepentimiento y es cuando debes tener en mente las razones del quiebre. Para que no olvides por lo que pasaste escribe, escribe lo que te hizo sentir, y cuando nazca una cuota de sentimiento por él, lees lo que escribiste y sentiste. Eso te ayudará a enfrentar tu tristeza, reconociéndola y con un poco de tiempo le darás punto final para tu propio bienestar. Verás que irás sanando y se te abrirá un mundo de oportunidades y de reconocimiento personal. Pero primero, quiérete, rehácete, descúbrete y respétate. Vive tus procesos y no olvides que las relaciones deben ser sanas y el autoconocimiento es siempre tu mejor aliado. Si sientes que necesitas ayuda profesional no dudes en recurrir a ella.


No calles, no tengas miedo. Rompe el ciclo. Es tu integridad de mujer y la de tus hijos la que está en juego. De ti depende cambiar.


Si requieres ayuda urgente comunícate al 08000116016, te ayudan también español.

Y nuestra organización Nosotras: 01625487414 ¡Somos tu primera ayuda!

383 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo