La violencia infantil: un tema tabú para la moderna Alemania

Actualizado: 17 may

Por Eugenia Ordoñez y Alejandra Valdés C.


Los dos años de pandemia pasarán a la historia como un evento que quedará marcado en la vida de toda la humanidad. Si bien para muchas familias tuvieron la posibilidad de organizarse, poder trabajar en casa y poder tener una vida lo más unida posible, para otras familias y personas jóvenes la vida no fue fácil. Los metros cuadrados fueron determinantes en los nervios de los padres, no sólo porque los niños necesitan realizar alguna actividad física como social (jugar con sus pares) sino también por la escolarización y la ayuda continua de un adulto. Pero la pandemia también fue un punto donde se escondió lo más terrible de nuestro egoísmo. El estar encerrado por un virus, fue como un velo que tapó la verdadera esencia de seres que no merecen ser considerados humanos. La violencia a los niños y a jóvenes atrás de los muros, nos enmudece. A nivel mundial, 1 de cada 2 niñas y niños de entre 2 y 17 años sufre algún tipo de violencia cada año. Según una revisión global, se estima que el 58% de las niñas y los niños en América Latina y el 61% en América del Norte sufrieron abuso físico, sexual o emocional en el último año. (véase en: https://www.paho.org/es)

En Alemania (2020), se estima que 4.918 niños y jóvenes fueron abusados, lo que corresponde a un aumento del 10% en comparación del 2019. Aproximadamente unos 45.400 niños y jóvenes fueron acogidos por centros juveniles o por familias por considerarse que los padres se sintieron abrumados. (Véase en video: Misshandelt - Kinderschutz in der Pandemie)

Y un número de 152 niños y jóvenes murieron de forma violenta, siendo un 36% más que en 2019. (idem). La violencia en contra de los niños es un tema tabú, así como el tema de la violencia contra la mujer. Alemania no quiere hablar abiertamente de estos temas que son fundamentales en la sociedad. Pero debemos hablar de ellos porque la muerte de niños y jóvenes está en peligro, y su felicidad también nos compete como vecinos, familiares y personas que somos.


Las consecuencias de la violencia

Existen varios tipos de violencia, y todas tienen consecuencias nefastas en la vida de las personas y en su desarrollo.

En el caso de niños, niñas y adolescentes en pleno desarrollo físico y mental, ser víctimas de violencia puede generar trastornos graves. Si además esa violencia es ejercida por sus figuras de apego principales (madre y/o padre), el trauma es aún más profundo.

La vulnerabilidad de los menores los hace depender de los adultos para su subsistencia. Ellos son los encargados de cubrir sus necesidades físicas (al proveer alimento, promover una rutina de sueño, cuidarles frente a posibles peligros, tratar las enfermedades que padezcan, etc.), así como las necesidades psicológicas de los pequeños (ofreciendo amor, consuelo, seguridad, calma, etc.).

Esta dependencia física y psicológica genera lazos muy fuertes entre el infante y su cuidador principal, normalmente la madre y/o el padre. La violencia quiebra esos lazos y la primera consecuencia para el niño y la niña es sentir miedo hacia la persona de la que más dependen y de la que más confían.

La violencia además genera incertidumbre y falta de confianza, que suele proyectarse en las demás personas a medida que van apareciendo nuevos roles en la vida de los pequeños (por ejemplo, otros cuidadores, amigos, docentes, familiares, etc.).

Así mismo, en el caso de niños pequeños (hasta los 3 años aproximadamente) esta incertidumbre y falta de confianza la sienten incluso con respecto a ellos mismos. Es decir, son características que pasan a formar parte de la estructura base de su psiquismo. Esto significa que son rasgos que predisponen a futuros problemas psicológicos graves. Sobre todo, si no reciben el tratamiento adecuado o si no tienen la capacidad de dejar de recibir violencia y pueden entablar vínculos sanos con otras figuras de apego.

En el caso de los adolescentes, es muy habitual que aparezcan conductas violentas de parte de ellos hacia pares y/o progenitores. En salud mental se habla de hacer activamente lo que se vive pasivamente, es decir, en su rol de receptor de violencia se siente pasivo, indefensa, disminuido; y para compensar ejerce un rol de violento en el que se siente activo, fuerte y superior.

Consecuencias de la violencia en la vida de un nino

El Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia (UNICEF) describe algunas de las consecuencias físicas, psicológicas y sociales más frecuentes, tanto del maltrato físico como psicológico (amenazas, insultos, humillaciones).

  • Baja autoestima: pueden sentirse inferiores, inservibles e inútiles. También pueden mostrarse tímidos y miedosos o, por el contrario, hiperactivos buscando llamar la atención de los demás. Ambas conductas que indicarían que no se sienten valiosos de ser amados por lo que son.

  • Sentimientos de soledad y abandono: pueden sentirse aislados, abandonados y poco queridos.

  • Exclusión del diálogo y la reflexión: la violencia bloquea y dificulta la capacidad, de todas las partes involucradas, para encontrar modos alternativos de resolver conflictos de forma pacífica y a través del diálogo.

  • Generación de más violencia: se crean patrones violentos para resolver los problemas. Esto se verá reflejado en la conducta entre pares y con mucha probabilidad se trasmita a la siguiente generación cuando anteriores víctimas sean adultos con niños, niñas o adolescentes a su cargo.

  • Ansiedad, angustia, depresión: experimentan miedo y ansiedad, muchas veces desencadenados por la presencia de un adulto que se muestre agresivo o autoritario (por ejemplo, con docentes en la escuela). Algunos desarrollan lentamente sentimientos de angustia, depresión y comportamientos autodestructivos como las autolesiones.

  • Trastornos en la identidad: pueden tener una mala imagen de sí mismos, creer que son malos y que se merecen que sus padres los castigan físicamente. A veces, como modo de contrarrestar esa imagen empobrecida de sí mismos, desarrollan la creencia de que son fuertes y todopoderosos, capaces de vencer a sus padres y a otros adultos.

Conocimiento y prevención

Las investigaciones de muchos pedagogos y especialistas en crianza han evidenciado que la violencia no es un método de disciplina adecuado. La mayoría de los adultos no desconocemos esto.

A pesar de eso, existen muchas personas adultas que ejercen violencia en niños y adolescentes. Falta de control de sus impulsos, ataques de ira, frustración, consumo de alcohol/drogas, desregulación emocional, patrones violentos heredados de la infancia, son algunos de los problemas a identificar y tratar en los adultos violentos.

Lo más importante es poner a resguardo a las víctimas; en este caso, niños, niñas y adolescentes, y si usted está viviendo una situación difícil en lo emocional puede contactarse con distintos tipos de organizaciones que le ayudarán a encontrar una solución. Conversar es el primer paso. Usted puede llamar al teléfono para padres: “Nummer gegen Kummer Elterntelefon – Kostenlos und anonym. Número: 0800 111 0550

Si usted necesita ayuda con un social pedagogo hay muchas ayudas de Organizaciones que dependen del Jugendamt (Oficina de Bienestar juvenil). No tenga miedo, es importante saber que es mejor pedir la ayuda que es gratuita a que escale el problema. Usted siendo ciudadano alemán o extranjero puede pedir ayuda a la crianza que está regulado por §27 (KJHG / SGB VIII). Si necesita ayuda nuestra Organización también puede ayudar sobre los servicios que tiene la Oficina de Bienestar para la juventud que son 8.

Si usted ve un caso de violencia psicológica no dude en denunciar, es importante que usted no mire para al lado. Muestre su coraje civil, hablé con los padres si están gritando, pegando al niño. Si no le quieren hacer caso o prefiere no meterse directamente llame a la policía (110). Pero de ninguna manera ignore; golpes, gritos porque al no denunciar usted se convierte parte de este delito.

Las invitamos cordialmente a nuestro taller/conversatorio gratuito: Derechos del bebé al nacer a realizarse este lunes 25 de abril a las 20 hrs. a través de zoom. En esta ocasión la matrona Glorya Espinoza nos adentrará a la temática, para que tu madre y padre conozcan las regulaciones en Alemania. Inscríbete en: nosotrasevento@gmail,com


Bibliografía

Statistisches Bundesamt (Destatis), 2022: https://www.destatis.de/EN/Press/2021/01/PE21_004_225.html

Bayerisches Landesamt für Statistik, Ergebnis 22523-101z: https://www.statistikdaten.bayern.de/genesis/online?operation=abruftabelleBearbeiten&levelindex=1&levelid=1650559588463&auswahloperation=abruftabelleAuspraegungAuswaehlen&auswahlverzeichnis=ordnungsstruktur&auswahlziel=werteabruf&code=22523-101z&auswahltext=&werteabruf=starten#abreadcrumb

Achtes Buch Sozialgesetzbuch - Kinder - und Jugendhilfegesetz


Video: Misshandelt - Kinderschutz in der Pandemie dokus und reportagen - https://www.youtube.com/watch?v=AU4szNdvta4 (también en espanol)


Video: Maltrato Infantil; “No tengas miedo”


161 visualizaciones0 comentarios