María Teresa González: Sobre los mitos del amor romántico: hacia la deconstrucción del patriarcado

María Teresa es mexicana, Licenciada en Psicología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y fundadora del Espacio Internacional de Psicoterapia, Psicología y Coaching. Tiene formación en constelaciones familiares, PNL (Programación Neurolingüística) y Estudios de Género.

Vive hace más de 20 años en Alemania con su marido, a quien conoció en México cuando él realizaba un intercambio estudiantil. Al momento de llegar a este país del norte, María Teresa se dio cuenta que la carrera de Derecho que había estudiado no le sería fácil ejercer, así pensó: “Olvídalo Tere, dedícate a otra cosa”.

En su país natal, había realizado estudios de Coaching, un concepto nuevo en aquel momento, y esto la motivó a continuar profesionalmente por esta línea. Así fue que posteriormente ya en Alemania, y siendo mamá, comenzó su formación en línea en la Universidad Autónoma de México.

En la actualidad tiene su Asesoría Psicología en la ciudad de Hamburgo. Trabaja vía Online y presencial acompañando a migrantes hispanohablantes durante el proceso de adaptación en un nuevo país.


Nosotras: ¿Hace cuántos años que tenés tu praxis en Hamburgo?

María Teresa: En el 2014 empecé a dar cursos y talleres a la población de hispanoparlantes a organizaciones que sabían que yo era psicóloga. Todo relacionado con el tema de nuestro proceso de integración, nuestro proceso de adaptación. Como migrantes padecemos el choque migratorio, el choque cultural, el duelo por migración, el estrés de migrante, lo que se le llama el síndrome de Ulises. Entonces. ¿Cómo le hacemos para poder saltar estos obstáculos como migrantes? Así empecé este tipo de cursos y ya medio año después abrí la praxis con el público hispanoparlante.


Nosotras: ¿En qué consiste entonces específicamente la asesoría psicológica?

María Teresa: Consiste en apoyar al consultante en resolver sus temas intrapersonales como extra personales. Por ejemplo, un tema intrapersonal sería la baja autoestima: “No me siento segura en este país, en este proceso de adaptación”. Esto sería algo intro y yo le apoyo en ese proceso de fortalecer sus herramientas. Qué herramientas internas ya tiene y las fortalecemos”. Apoyo para que se desarrollen nuevas habilidades para solucionar un área de su vida. Y el extrapersonal sería: “Tengo un conflicto con mi jefe o con mis colegas, con relaciones interpersonales, mi comunicación o mi relación”. También apoyar en el proceso de autorreflexión como migrantes durante el proceso de adaptación.


Nosotras: Participarás realizando el taller/Charla: Los mitos del amor romántico ¿Cuáles son los puntos que vas a abordar en el taller?

María Teresa: Es cómo hemos aprendido a amar desde un sistema patriarcal, es un sistema machista. Podemos decirlo así. Hemos aprendido que las mujeres somos las que tenemos que dar a los demás. Dar amor a los demás y nos olvidamos, por ejemplo, de nosotras mismas. Está mal visto darnos amor a nosotras, porque la sociedad patriarcal nos dice que tienes que atender a los hijos, al marido y al jefe. Pero de ti, olvídate. Por ejemplo, ese es un mito. El mito de pretender que la mujer sea la que cubra todas las necesidades de los demás. Y va a estar encaminado hacia esta reflexión conjunta con la gente: cómo hemos aprendido lo que significa el amor. Y que en eso hay muchos mitos basados desde el sistema patriarcal. Por ejemplo: el mito de la media naranja: “Ya encontré mi media naranja”. Entonces, yo me caso con esa idea mental. Eso es un riesgo porque implica que yo soy una persona incompleta. Y tengo que buscar al otro para completarme. Y ese es también un peligro, porque después no nos salimos de relaciones tóxicas pensando: “como soy incompleta, tengo que estar con él otro y aguantarlo”.

Otro mito es: “hasta que la muerte nos separe”. El amor debe durar para siempre. Porque creernos que esto es así. A veces estamos viviendo diez, quince, veinte años con violencia doméstica, violencia de género. “Pues eso es lo que me tocó y el amor es para siempre. Yo ahora me aguanto”. No tenemos que aguantar este tipo de relaciones que son tóxicas tanto para la mujer como para el hombre. Mucho de los mitos son un gran peso para la mujer: sentir que la mujer tiene que aguantar, sentir que la mujer es la que tiene que dar a todos menos a sí misma. Entonces, vamos a desmantelar un poco estos mitos que hemos aprendido en la cultura, en nuestras sociedades, en nuestras familias y reflexionar más acerca de esto.


Nosotras: Nosotras es una organización orientada a mujeres hispanohablantes en Alemania. ¿Qué opinas de las particularidades que puede haber en una relación entre un alemán y una mujer hispanohablante?

María Teresa: Lo que preguntas es muy interesante y lo vamos a abordar. Como mujeres migrantes. Tenemos todavía una carga extra. “Soy migrante, no conozco las reglas de esta sociedad, la cultura, los códigos sociales y, entonces, tengo que aguantar”. Y muchas veces no es así. No tenemos que aguantar. La sociedad alemana está muy avanzada en muchos sentidos. En sentido sanitario, más o menos en sentido de igualdad, de igualdad de género, en muchas áreas sí, pero en otras no. Como por ejemplo, pensamos que como mi pareja es alemana, todo lo que hace es correcto, está bien hecho y no necesariamente es así. Ese es otro mito. Venimos de culturas que fueron muy subyugadas. Estoy hablando de culturas de Latinoamérica. Provenimos en culturas mesoamericanas, antigua América. Somos producto de una dominación cultural, más que una conquista, pues fue una dominación total cultural, política, económica. Venimos de ahí. Y en nuestro inconsciente colectivo tenemos todavía esta cultura de la subyugación. Y llegamos hasta Alemania o a Europa y pensamos que este es el primer mundo y que todo lo que está aquí está bien hecho. Incluyendo las relaciones interpersonales y ¡cuidado!, ese es un mito, y es peligroso casarnos con eso. Porque también hay violencia en Alemania, también hay hombres alemanes que ejercen violencia familiar hacia mujeres alemanas y no alemanas. Otra desventaja es el idioma: no hablamos el aleman perfectamente. Por lo cual, es más difícil para nosotras ir a la policía. Ir a las instancias judiciales y expresar lo que nos está sucediendo. Muchas veces nos callamos, nos aguantamos porque no sabemos qué hacer, porque no está la familia o la red de apoyo, que es tan importante.


Nuestra entrevistada participará en el ciclo El arte de ser mujer, el próximo 26 de mayo a las 20:30 hrs. A partir de su experiencia profesional y personal, hablaremos de los mitos del amor romántico presentes en nuestra cultura y que pueden ser perjudiciales en las relaciones de pareja y en la visión de las mujeres sobre su entorno y sobre sí mismas, limitando su crecimiento personal.


215 vistas0 comentarios