¿Sabes por qué celebramos el Día de la Mujer? Una pequeña visualización de nuestra historia

El Día Internacional de la Mujer, un día en que las mujeres pueden salir a la calle libremente a exponer sus peticiones, a cantar a mirar a sus iguales y sentir la energía que hace ser comunidad del mismo género.

Desde el 2019 la capital alemana declaró el 8 de marzo como feriado. Lo cual significa que las mujeres pueden manifestarse libremente así como otros 27 países del mundo.

Aunque históricamente este día es considerada una reliquia socialista que recuerda la época post guerra, en que el país estaba dividido y las mujeres en Alemania del Este (Ex República Democrática Alemana) recibían claveles rojos y frases bonitas. La realidad actual no hay mucho que celebrar mientras las mujeres vivan desigualdades en el trabajo, en el trato y en el pago de las prestaciones de servicios. Sabemos que la mujer vive cargada y sobrecargada. Si bien se ha avanzado en el desarrollo de la igualdad, hay mucho por hacer.

Mientras las mujeres en muchos otros países arriesgan sus vidas si se muestran descubiertas en público, si trabajan como reporteras o periodistas, si envían a sus hijas a la compra o a la escuela, si bailan sola, o caminar en la calle nos damos cuenta que los problemas que las mujeres enfrentan en Alemania pueden parecer triviales. Pero incluso aquí, en la supuestamente progresista Alemania, el reclamo de igualdad garantizado en la Constitución está todavía muy separado de la realidad social actual. (DW, 2019)

Un poco de historia


Pero la necesidad de conmemorar un Día Internacional de la Mujer nace al final del siglo XIX, después de la Revolución Industrial. Si volvemos a la historia, este fue un periodo histórico que transformó la economía y el modo de trabajo desde finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Creció la economía pero no los derechos a la mujer que hasta entonces eran explotadas y ninguna ley las protegía.

El 8 de marzo de 1857, las mujeres que trabajaban en la industria textil, que eran llamadas “garment workers” en inglés, en Nueva York, se atrevieron a organizar una huelga. Su reivindicaciones era que hubiera salarios más justos y condiciones laborales más humanas, trabajaban 12 hrs., al día. Una vez que alzaron la voz fueron detenidas por la policía. Aunque se les trato de coartar su derecho, dos años más tarde, las manifestantes crearon su primer sindicato para pelear por sus derechos.

Pero no es hasta 51 años después, el 8 de marzo de 1908, que 15.000 mujeres vuelven a tomar las calles de Nueva York para exigir un aumento de sueldo, menos horas de trabajo, derecho al voto y prohibir el trabajo infantil. El eslogan que utilizaron fue “Pan y Rosas”. Ya que, el pan representaba la seguridad económica, y las rosas, una mejor calidad de vida.

Sin embargo, esta fecha hace referencia a la muerte de 146 trabajadores de la fábrica Cotton en Nueva York que murieron calcinadas provocada por las bombas incendiarias que les lanzaron ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las condiciones inhumanas que padecían.

En 1910, durante el Congreso Internacional de Mujeres Socialista, que la alemana Clara Zetkin ((1857-1933)[1], propuso que se estableciera el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, en Homenaje a aquellas que llevaron adelante las primeras acciones de mujeres trabajadoras organizadas contra la explotación capitalista.

Los movimientos feministas, durante la Revolución Rusa de 1917, también fueron muy importantes. Al momento de caer la monarquía en Rusia, un gran número de mujeres se encontraban en huelga para exigir mejores condiciones de vida. Reclamaron “Pan, paz y libertad” marcaron el inicio de las más grande revolución del siglo XX, que desembocaría en la toma del poder por la clase obrera. El gobierno provisional concedió el voto femenino el 23 de febrero de 1917, según el calendario juliano, o el 8 de marzo, acorde al calendario gregoriano.

En 1945, se forman las Naciones Unidas para fomentar la cooperación internacional tras la devastación de la II Guerra Mundial y la Carta de este organismo multilateral se convierte en el primer acuerdo internacional que consagra la igualdad de género.

Treinta años después, en 1975, la Organización de Naciones Unidas (ONU) establece y celebra por primera vez el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer.


¿Un cambio social?


El cambio en la vida de las mujeres no parte de obligar a las empresas, en hacer partícipe a la mujer dentro de los consejos de administración de las empresas alemanas, donde el Estado es accionista, ni en los organismo públicos. El cambio significa un derecho humano y parte de la base que todos los ciudadanos tomen conciencia en actuar y respetar a la mujer por el solo hecho de serlo.

Los movimientos sociales nacieron para apelar al respeto y vernos de igual a igual. No puede ser que 2.700 millones de mujeres no pueden acceder a las mismas opciones laborales que los hombres, o una de cada tres mujeres sigue sufriendo violencia de género, o que somos poco representadas: menos del 25% de los parlamentarios son mujeres

(ONU, 2019). Aún menos que tengamos que alzar la voz por algo que debiera ser normal: respeto e igualdad.


Hay acciones que vulneran diariamente al sexo femenino y están expuestas en las revistas, cuando ilustran a mujeres desnudas, el ciber acoso donde los hombres pueden satisfacer su odio hacia las mujeres de manera impune, deseándoles que las violen o que las maten.

El movimiento feminista no es en contra de los hombres, es en contra el patriarcado que está presente en siglos de discriminación. No es en contra todos, sino es contra los insultos y golpes, en contra la trata de explotación y la trata de personas. Es contra los que pagan menos por el hecho de ser mujer, es en contra lo que violentan mi deseo. No es en contra la vida, es en contra de los que deciden sobre mi cuerpo. No es en contra de los piropos, sino en contra el acoso y las ofensas. Es en contra de todo tipo de violencia, sea institucional, económica, psicológica, patrimonial y física.


Somos una parte muy importante de la sociedad, y este no debiera ser sólo nuestro día. Todos los días del año debe recordarse a las mujeres que perdieron su vida, las que salieron a la calle para exigir que se respeten sus derechos y establecieron las bases del movimiento por la igualdad. No nos olvidemos hay mucho por hacer, y en ésta tarea estás también tú.

[1] Clara Zetkin, fue periodista, oradora, maestra, madre y revolucionaria. Dedicó toda su vida a la organización de las mujeres trabajadoras, fue fundadora de la Segunda Internacional y opositora a la dirección socialdemócrata cuando ésta apoyó la Primera Guerra Mundial. Impulsó la Liga Espartaco y la formación del Partido Comunista alemán. Gran amiga de Rosa Luxemburgo, jugó un papel fundamental en la historia del socialismo y del movimiento de mujeres. (Número 128.Agosto, 2017) https://ctxt.es/es/20170802/Culturas/13944/clara-Zetkin-rosa-luxemburgo-ctxtsocialismo-feminismo.htm


Bibliografia

La dolorosa historia detrás del Día Internacional de la Mujer. Nacional Geographic, en: https://www.ngenespanol.com/traveler/la-dolorosa-historia-detras-del-dia-internacional-de-la-mujer/ (09.08.2019)

Dia Internacional de la Mujer : Berlín celebra con un feriado feminista. Deutsche Welle (DW), en: https://www.dw.com/es/d%C3%ADa-internacional-de-la-mujer-berl%C3%ADn-celebra-con-un-feriado-feminista/a-47830585 (08.03.2019)

Alemania decide imponer presencia de mujeres en la dirección de las grandes empresas, Deutsche Welle (DW), en: https://www.dw.com/es/alemania-decide-imponer-presencia-de-mujeres-en-la-direcci%C3%B3n-de-las-grandes-empresas/a-56142898 (06.01.2021)


53 vistas0 comentarios