Turquía y su salida de la Convención de Estambul: De vuelta al patriarcado medieval

“La violencia contra las mujeres, sobre todo, es un crimen de lesa humanidad y luchar contra eso es una cuestión de derechos humanos. Lo que realmente importan son los principios. En esta dirección , continuaremos luchando con decisión contra la violencia bajo el principio de “tolerancia cero” hoy y mañana”. Ex ministra de familia, trabajo y servicios sociales , Zehra Zumrut Selcuk.


El 20 de marzo, el Presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, firmó un decreto presidencial en el que se estipula la retirada de su país de la Convención de Estambul, que certificaba la prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (Estambul, 2011).

El Convenio del Consejo de Europa fue firmado por 40 países en 2011 cuando Erdogan era Ministro. Este acuerdo era uno de los más importante que permite salvaguardar la integridad y la vida de las mujeres, porque es a través de la instauración, implementación y ejercicio de los derechos humanos, es posible acceder a la igualdad, la libertad y el reconocimiento de la ciudadanía.

La decisión se debe fundamentalmente a la presión de grupos islamistas conservadores que temen que el tratado incidiera negativamente en los valores familiares tradicionales. Específicamente se argumentó que el concepto “orientación sexual” nombrado en la Convención promovía las relaciones homosexuales (France 24, 2021)

¿Asesinatos ficticios?


El derecho de las mujeres ha sido conquistado con sudor, con fuerza y también con incertidumbre. Los años que costó esta conquista fueron sacados en un dos por tres demostrando una vez más que los derechos de las mujeres están muy por detrás.

No hay cifras oficiales sobre la tasa de femicidios en Turquía aunque hay algunos datos relevantes para entender por qué la salida de la Convención tendrá consecuencias graves en la vida de las mujeres. Las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que el 38% de las mujeres en Turquía sufren violencia de su pareja en algún momento de la relación, mientras que para el resto de Europa esta cifra desciende al 25% (27.03. 2021, DW).

La ONG, “Detengamos el Homicidio”, señala que al menos 300 mujeres fueron asesinadas en 2020. Y se estima que la cifra negra es mucho más alta, que se intentan disfrazar de suicidios.

Un caso emblemático, es el de Şule Çet. En mayo de 2018, la joven de 23 años fue violada en su lugar de trabajo por su jefe y un amigo, ambos ebrios. Los hombres declararon ante la policía que Çet se había quitado la vida. Pero los forenses encontraron una fractura en el cuello, laceraciones en la región anal y sustancias estupefacientes en la sangre de la víctima: síntomas poco comunes en un suicidio. El resultado era que ellos después de ultrajarla, la lanzaron por la ventana. El tribunal de Ankara condenó al principal responsable a cadena perpetua; su cómplice deberá cumplir casi 19 años de prisión. (04.03.2021,DW)

Nos preguntamos qué hay que hacer para que desaparezca la discriminación que sufrren las mujeres, cuándo acabará la violencia familiar que padecen, cuándo se erradicarán los asesinatos por honor o los suicidios inducidos porque la honra familiar se considera mancillada.


El asesinato y la justificación del honor


La salida de la Convención estipula el retroceso a los derechos de las mujeres, y además de la desprotección de todas las formas de violencia contra las mujeres; violencia doméstica/familiar, en la calle, de honor. La obediencia es el lema del patriarcado y ante este retroceso nos volcamos a la creencia y una práctica cultural, que acepta, normaliza y naturaliza los actos de opresión, control y dominio en la vida y el cuerpo de las mujeres. La violencia se justifica en nombre del honor, el prestigio y el bienestar de una unidad doméstica, de una familia, de una comunidad y una sociedad.

Por ello es tan grave que un país como Turquía rompa su adhesión al Convenio de Estambul, dado que en este país las violaciones más serias de derechos humanos que afectan específicamente a la mujer son los crímenes cometidos en nombre del “honor”. Los “crímenes de honor” son particularmente preponderantes en las regiones del Este y Sudeste de Turquía pero también se han reportado en otras regiones, en las ciudades turcas más importantes, incluyendo Estambul e Izmir y también en comunidades de inmigrantes turcos en otros países. Se mata a mujeres y niñas cuando supuestamente se salen de su rol socialmente prescrito, especialmente, pero no únicamente, con respecto a su sexualidad y a su interacción con hombres fuera de su familia. Mantener una relación con alguien que la familia no aprueba y fuera del matrimonio, negarse a contraer matrimonios arreglados, divorcio, vestirse de forma inapropiada, acusaciones contra los miembros de la familia, victimas de violación o mantener una relación homosexual.

La muerte generalmente la perpetra un miembro masculino de la familia, frecuentemente un menor, y la pena es típicamente mínima si es que hay alguna, ya que las autoridades turcas encargadas de la aplicación de la ley generalmente condenan esta práctica. No existen estadísticas precisas sobre el número de “crímenes de honor” cometidos en Turquía, en parte debido a que dichos crímenes no son sistemáticamente procesados por las autoridades y por lo tanto quedan sin reportar. No obstante, organizaciones de derechos de la mujer estiman que por lo menos 200 niñas y mujeres son asesinadas cada año por sus familias, aunque dicen que las cifras reales podrían ser mucho mayores.


Cuando nos referimos “al honor” nos encontramos ante la práctica cultural más patriarcal, androcéntrica y misógina, quien determina si una mujer faltó al honor, es un hombre y quien la sancionará, castigara y asesinara será un hombre. Será desde la subjetividad masculina que los derechos humanos de las mujeres serán o no ejercidos.

El estatus de la mujer en la sociedad turca, anteriormente del imperio otomano, colocaba a las mujeres en un rígido sistema patriarcal tradicional, y solo se les reconocían las funciones biológicas de reproducción. Así como en la actualidad, los derechos civiles de la mujer, así como su estatus social, impuestos por el orden jurídico religioso eran extremadamente limitados.

Desde la segunda mitad del siglo XIX, las mujeres obtuvieron el derecho al voto en 1934, once años antes de Francia. Y durante las elecciones de 1935, diez mujeres fueron elegidas diputadas. El lugar de las mujeres en Turquía logró importantes progresos positivos a principios de los años 2000. En 2001, el nuevo Código Civil establecido en Turquía reconoció la igualdad entre mujeres y hombres, como por ejemplo en el contexto matrimonial.

Reformas importantes permitieron la renovación del Código Civil y del Código Penal, especialmente en términos de violencia doméstica y de violación. La igualdad de género fue por primera vez institucionalizada. Durante los movimientos sociales de 2013 contra el Primer ministro Recep Tayyip Erdogan, las mujeres fueron muy activas, convirtiéndose a veces en el símbolo de las manifestaciones. Las mujeres turcas se movilizaron sobre todo por temor de que sus derechos y su estatus social se deterioren. El pueblo turco toma poco a poco conciencia de la importancia de proteger los derechos humanos, pero no lo suficiente para que el No de una mujer sea respetado.


La muerte por honor en Alemania


Los matrimonios arreglados aún existen en Alemania. Y son realizados por familias de origen musulmán. Uno de los casos emblemáticos y que se hizo un Film (Solo una mujer, 2019) es el caso de la joven de 16 años, la joven de origen turco Hatun Sürücü fue obligada a casarse con su primo. Vivió violencia, después de casada volvió a Alemania y vivió por un tiempo otra vez en la casa de los padres y hermanos. Pero su pecado fue vivir de manera occidental, rechazar y abandonar a su marido, decidir criar sola a su hijo, ensuciar el honor familiar y sobretodo haber nacido mujer.

Su hermano menor fue quien la mató. Pero toda una familia es cómplice de la muerte. El asesino recibió nueve años de cárcel. Si bien se estima que el asesinato fue planeado por los hermanos de Sürücü, no fueron juzgados por falta de pruebas.

Hasta la actualidad las mujeres son vistas como mercancías, se les puede intercambiar, comprar y vender. Sólo los varones de la familia pueden actuar sobre ellas, sea ese el padre, hermano o marido, y ella solo deben obedecer y no tienen valor como individuo.


Según la organización TERRE DES FEMMES en el año 2019 hubo 12 asesinatos de mujeres conocidos aunque se estima que la cifra puede ser mayor.


La importancia del acuerdo


Turquía es el primer país en retirarse del tratado hay otros que quieren seguir por el mismo camino. Por un lado, Hungría no ratificó el documento, y Polonia ya declaró en junio del año pasado que está buscando los mecanismos para abandonar la Convención (20.03.2021, France 24)

Recordemos que la importancia que tiene adherirse como país a las disposiciones y recomendaciones que estos instrumentos de derechos humanos dan a quienes los firman, resguardando primordialmente la vida y la integridad de las personas, en el Convenio de Estambul se busca proteger a las mujeres contra todas las formas de violencia y prevenir, perseguir y eliminar la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. Pero una cosa es la Convención y la otra es el respeto hacia la mujer como ser humano. No solo como mercancía sino como alguien que piensa, que siente y también progresa.


Como Organización de Mujeres, NOSOTRAS rechazamos el uso de la violencia contra las mujeres. Apelamos a Organismos Internacionales para que una vez por toda continuemos ganando los derechos a todas las mujeres y niñas en el mundo.


Mujer, infórmate de tus derechos, escríbenos si sientes que te están pasando a llevar. O simplemente para saber qué derechos tienes en Alemania.


Link de videos:


Una mirada resumida a la Convención de Estambul


En Europa. La Convención de Estambul entró en vigor en 2014, siendo este el primer instrumento que abre el camino para la creación de un marco legal a nivel europeo para proteger a las mujeres contra todas las formas de violencia y prevenir, perseguir y eliminar la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica.

Los objetivos del Convenio son:

a) Proteger a las mujeres contra todas las formas de violencia, y prevenir, perseguir y eliminar la violencia contra la mujer y la violencia doméstica;

b) Contribuir a eliminar toda forma de discriminación contra la mujer y promover la igualdad real entre mujeres y hombres, incluyendo el empoderamiento de las mujeres;

c) Concebir un marco global, políticas y medidas de protección y asistencia a todas las víctimas de violencia contra la mujer y la violencia doméstica;

d) Promover la cooperación internacional para eliminar la violencia contra la mujer y la violencia doméstica;

e) Apoyar y ayudar a las organizaciones y las fuerzas y cuerpos de seguridad para cooperar de manera eficaz para adoptar un enfoque integrado con vistas a eliminar la violencia contra la mujer y la violencia doméstica.

2. Para garantizar una aplicación efectiva de sus disposiciones por las Partes, el presente Convenio crea un mecanismo de seguimiento específico.



Bibliografía

-Turquía: Feminicidios encubiertos como suicidios. In: https://www.dw.com/es/turqu%C3%ADa-feminicidios-encubiertos-como-suicidios/a-56764637 (04.03.21)

-Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (2011) http://www.mujeresenred.net/IMG/pdf/convenio-de-estambul-2011.pdf

-Erdogan saca a Turquía del tratado europeo contra la violencia machista https://www.publico.es/internacional/erdogan-saca-turquia-del-tratado-europeo-violencia-machista.html

-Turquía se retira del convenio europeo que hace frente a la violencia machista https://www.france24.com/es/europa/20210320-turquia-acuerdo-europeo-retiro-violencia-machista

-Miles protestan por la salida de Turquía del tratado de protección de mujeres. https://www.dw.com/es/miles-protestan-por-salida-de-turqu%C3%ADa-de-tratado-de-protecci%C3%B3n-de-mujeres/a-57027937

-TERRE DES FEMMES https://www.frauenrechte.de/images/downloads/ehrgewalt/aktuelles/Ehrenmorde-2019.pdf

-Mordfall Sürücü: Bis heute keine Reue. https://www.dw.com/de/mordfall-s%C3%BCr%C3%BCc%C3%BC-bis-heute-keine-reue/a-39047911


487 vistas0 comentarios