Verónica Caporal: “Escuchar la vivencia de otras mujeres, te permite escuchar tu propia vivencia”

Actualizado: 17 may 2021

Verónica Caporal es mejicana, feminista y Antropóloga Social. En sus inicios como estudiante eligió la filosofía una disciplina que le atraía porque a través de ella podía entender el origen del conocimiento. Sin embargo, un día un error en el trayecto del bus que tomaba para ir a la universidad, le mostró que las coincidencias a veces no tienen explicación. Ese día al transitar un camino que nunca tomaba, se encontró con la Escuela Nacional de Antropología Histórica. Verónica identificaba la antropología con la intervención social, el trabajo con jóvenes, actividades por las que desde adolescente se había sentido atraída. No dudó en inscribirse al ver que había llegado justo a tiempo para realizar el examen de admisión. Por meses estudió a la par las dos carreras, pero cuando ganó una beca para trabajar en el Museo de Antropología se dio cuenta que era momento de decidirse por la que sería su gran vocación.

En sus primeros años de la licenciatura ratificó su pasión por el trabajo de campo y la cercanía con la gente. Así fue como desde muy temprano en sus prácticas como estudiante comenzó a trabajar con jóvenes pertenecientes a pandillas, niños en situación de calle y adolescentes drogodependientes. Dentro de este colectivo había muchas mujeres y niñas con las que Verónica empezó a trabajar particularmente. El impacto de estas primeras experiencias con jóvenes en situaciones de vulnerabilidad la llevó a querer conocer más sobre la mirada de estas mujeres y, en especial, la visión que la sociedad tenía de ellas. Pero no fue hasta que le regalaran un libro “La Mujer Rota de Simone de Beauvoir que comenzó a entender que su práctica y su quehacer estaban ligadas al feminismo. Desde entonces, Verónica Caporal ha sido parte de diferentes instituciones, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil trabajando en la prevención de la violencia hacia las mujeres: los delitos de trata y el feminicidio desde una perspectiva antropológica.

Por esa razón la llevó a fundar de CIFIP (Consultora para la Investigación, formación e Incidencia Política ) organización que realiza consultorías sobre diversas temáticas de género y la divulgación con énfasis en la dimensión de ciudadanía y los derechos humanos de las mujeres.

En los próximos días Verónica brindará en el seno de nuestra organización, un taller llamado “Diálogos entre Nosotras” dirigido a mujeres jóvenes y adultas que están viviendo situaciones de violencia y/o conflicto. Ante esto quisimos conversar con ella acerca de algunos de los temas que se tratarán en el taller.


Nosotras: ¿Por qué consideras que es importante el diálogo entre mujeres, espacios donde las mujeres puedan encontrarse y compartir sus experiencias?

Verónica: Uno de los mecanismos de control y de poder que tiene la violencia machista y misógina es justamente que las mujeres piensen que no pueden trabajar juntas. En Latinoamérica, por ejemplo en Méjico, hay un dicho que dice “mujeres juntas ni difuntas”, eso es un mecanismo de control de ese sistema patriarcal, androcéntrico, machista que no quiere que las mujeres nos organicemos. Es por eso, que los espacios y las organizaciones de mujeres tienen una función y una finalidad fundamental, porque justamente buscan que podamos articularnos y trabajar juntas.

Hablar de violencia es muy complicado, hay muchas mujeres que pueden estar viviendo o que han vivido violencia en algún momento de su vida, sin embargo, nos cuesta mucho hablar de ello. Sobre todo, mujeres que sienten que no tienen otras redes de apoyo, y les da pena (vergüenza) hablar de la violencia. Porque desgraciadamente en esta sociedad y bajo estos mecanismos de control, la violencia que se genera contra las mujeres, la violencia familiar y la violencia de pareja especialmente, se considera que es un asunto privado, que es un asunto de familia. No es algo público que tienes que sacar y , además, se responsabiliza a la víctima. Es ella, la que termina siendo la culpable, porque se casó con el hombre equivocado, porque no puso un límite, porque no hizo las cosas que tenía que hacer. Entonces, tener un espacio de diálogo entre Nosotras ayuda darnos cuenta de que todas las mujeres hemos vivido violencia en diferentes grados y situaciones por el hecho de ser mujeres. Hemos vivido acoso en la calle, o a lo mejor hemos vivido una violencia física en nuestra pareja, una violencia psicológica, una violencia sexual. Contar con un espacio de diálogo, es poder decir que entendemos a la otra, que no solamente a ti te ha pasado, que no es un asunto privado. Saber que escuchar la vivencia de otras mujeres, te permite escuchar tu propia vivencia.

Nosotras: ¿Por qué te acercaste a la organización Nosotras para dar este taller?

Verónica: Uno de los otros poderes de dominio es justamente cuando no hay redes de apoyo. Una mujer que está viviendo en otro país, con otra cultura, con otro idioma, con otras costumbres, con otra forma de ver el mundo pues no tiene esas redes de apoyo. A mi me parece que la Organización Nosotras es muy importante porque justamente busca construir y promover redes de apoyo, redes de solidaridad y contención. Porque el hablar, o decir que es lo que te está pasando a lo mejor no te lo resuelve, pero al menos podemos generar algunas estrategias. El hecho de que la mujer sepa que hay otras mujeres que pueden apoyarla, da la posibilidad de tomar una decisión, de romper ese ciclo de violencia y saber que hay otras que van a estar ahí para contenerla, sostenerla, apoyarla. Entonces, me parece que el espacio de “Diálogo entre Nosotras” tienen este objetivo fundamental, que podamos hablar de la violencia y saber que la violencia nos pasa a todas en cualquier lado, y que hay posibilidades de tener redes de apoyo, un espacio seguro y resiliente para poder hablar de esto, Y saber que no estamos solas.

Nosotras: ¿Cuál crees que fue la influencia de la pandemia en torno a las problemáticas de violencia de género?

Verónica: La pandemia está teniendo un impacto terrible. El hecho de estar en el mismo espacio privado, la casa o el “hogar” todo el tiempo, además con el stress de saber que hay una amenaza afuera como lo es un virus, que no lo puedes controlar y todo lo que implica eso a nivel emocional, ha hecho que la violencia que se ejerce contra las mujeres no tuviera un momento de neutralización. Para mi ese momento es, por ejemplo, si una pareja se pelea en la noche, discuten o que se golpean generalmente luego de ese momento, el agresor se duerme y al otro día tiene que ir a trabajar, se levanta y se va. Entonces, ese espacio de “cuando se va” permite neutralizar. Con la pandemia no hay ese espacio. El agresor y la víctima se quedan en el mismo lugar y si tienen un departamento pequeño y si tienen hijas/os que también están allí la situación se torna más compleja. Lejos de haber esos espacios de neutralización que antes sí tenían, cómo era la escuela, la oficina, salir a la calle pues hoy no están. De esta forma el agresor no tiene manera de neutralizar esa ira, esas acciones y a veces vuelve y otra vez agrede a la víctima. No es que el agresor sea más malo o agresivo ahora, lo que digo es que como estamos en este espacio de confinamiento no hay posibilidades de contrarrestar esa violencia. Ahora se vuelve más evidente, más constante. Además, el uso de alcohol y de sustancias subió muchísimo lo cual recrudece el panorama. Por todo lo anterior consideramos que el taller “Diálogos entre Nosotras” puede ser una posibilidad de hablar de lo vivido en esta pandemia y de buscar posibles alternativas.

_______________________________________

Están todas cordialmente invitadas a este charla/Taller Diálogos entre Nosotras a realizarse el 20 de mayo a las 20:30 hrs.

En esta ocasión hablaremos de los “micromachismos” que se encuentran en nuestras relaciones de pareja, en la familia y en la vida social, en general están ahí y muchas veces no nos damos cuenta porque son pequeñas acciones que nos hacen sentir mal. Pero, ¿qué son los micromachismos?, ¿Cómo identificarlos? ¿Cómo afectan a las mujeres y a las hijas e hijos?

Inscríbete: Nosotrasevento@gmail.com

El círculo de mujeres trae fuerza y Nosotras creemos en ella.

169 visualizaciones0 comentarios