top of page

Mar Sabater: De una crisis existencial al autoconocimiento y equilibrio

Mar Sabater, nació en Murcia, España. En su niñez fue una niña bastante sencilla, tímida y reservada: “vamos, la típica niña modelo. Tanto vivía como esperaban los demás que ni yo misma sabía quién era”, nos dice Mar.

Decidió estudiar Diseño de Interiores y se dedicó 10 años a este sector. Con 33 años dejó España y se mudó con su marido a Guadalajara, México. Allí pasaron 2 años, y después se trasladaron a Nuremberg donde residen desde hace 6 años. Cuando llegó aquí ya estaba embarazada y tenía muchas dudas sobre si seguir o no dedicándose al Interiorismo, además el desconocimiento del idioma lo hacía más difícil aún.

Una vez que fue madre todo cambió radicalmente. Decidió que su nuevo proyecto de vida serían los primeros años de su hija mayor, “yo tenía que dar lo mejor de mí, lo que yo no tuve”, nos dice Mar.

Leyó y escuchó hasta la saciedad sobre educación y crianza respetuosa tratando de aprender a ser la madre que “yo quería ser y que muchas veces no conseguía”. Su vida se desmoronó, “no sabía qué hacer con mi vida profesional, no estaba siendo la madre que yo quería, no conseguía cambiar hábitos y acciones de mí para con mis hijas, que me dolían profundamente, y fue entonces cuando entré en la crisis más grande que he tenido en mi vida, completamente enfadada conmigo misma por no saber hacer nada bien”, nos expresa Mar conmovida recordando esos momentos.

Nosotras: Realmente esto fue lo que hizo tocar fondo en tu vida, entonces, cuéntanos ¿qué hiciste para ti, como persona y mujer?

Mar: Decidí que había llegado el momento de mirar adentro, de sanar, de conocerme y de aceptarme también. Hice terapia, y pasé a leer y oír todo lo necesario sobre desarrollo personal y autoconocimiento, me fue muy útil pero tampoco fue suficiente. En mi caso, cuando por fin me senté a meditar, sin más, a bajar al cuerpo todo lo que mi mente sabía, fue cuando llegó el cambió más profundo y significativo que iba buscando.

Nosotras: Entonces, el autoconocimiento ha partido desde la meditación.

Mar: Sin duda, meditar fue lo que realmente trajo un antes y un después a mi vida. Comencé a

conocerme, a encontrar el origen de las acciones que no me gustaban de mí, a ponerles consciencia, a sanarlas, trajo calma a mi vida y un mayor equilibrio.

Nosotras: El aprendizaje lo has expandido. ¿Cuéntanos qué hiciste para seguir el camino del aprendizaje?

Mar: Desde entonces he estudiado mucho y me he especializado. Hice un máster en Meditación y Mindfulness, cursos de neurociencia, equilibrio emocional, trauma, dibujo terapéutico y me estoy formando actualmente como Profesora de Pranayama y Breathwork.

Nosotras: ¿Cómo te iniciaste en la Respiración consciente? ¿Qué significa la respiración consciente teniendo en consideración que es un reflejo primario?

Mar: Hace 2 años hice un curso de Respiración consciente y me pareció fascinante comprobar cómo solo con atender a la respiración podemos hacer cambios tan significativos, por ejemplo, en la gestión de nuestras emociones, que era algo que yo buscaba desesperadamente. La respiración es mucho más que respirar de manera automática, es un puente de unión muy directo entre el cuerpo y la mente. Cuando controlamos de manera voluntaria nuestra respiración podemos crear ese espacio tan útil, y necesario muchas veces, entre un estímulo y su respuesta, del que ya nos habla Viktor Frankl en su novela “El Hombre en busca de sentido”. Es importante saber que atender y modificar voluntariamente nuestra respiración nos da mucho más poder del que nos imaginamos, permitiéndonos mejorar significativamente nuestra calidad de vida. Respirar conscientemente es un punto de partida fundamental y muy útil para el autoconocimiento, para conectar con nosotros mismos, para regular nuestro cuerpo, nuestro sistema nervioso, para sanar la mayor o menor mochila que todos llevamos dentro, para vivir una vida más saludable a nivel físico, más plena, más equilibrada, más coherente y más acorde a nuestros valores.

Nosotras: ¿Por qué decidiste colaborar con nuestra organización? ¿Qué puedes aportar?

Mar: Llevo toda mi vida tratando de saber que puedo aportar al mundo, y hasta ahora no había encontrado desde donde podía dar lo mejor de mi a los demás. Compartir estas herramientas con otras personas y formar parte de equipos como el vuestro, que desinteresadamente buscan dar a otras personas para promover su felicidad, tratar de acompañarles y aliviarles en la medida de lo posible su sufrimiento, es muy gratificante y trae mucho aprendizaje para mi vida también.

 

Mar nos dará un taller el 14.03 a las 20 hrs. Vamos participa estos talleres son hechos para ti Mujer.



308 visualizaciones0 comentarios

תגובות


bottom of page